No me atrevo a tipificar a los clientes, sin embargo, como regla general, hay quienes lo tienen todo claro y hay quienes no saben por dónde comenzar.

En cualquiera de los dos casos, me adapto a tu estilo, te hago recomendaciones adecuando siempre las acciones a buenas prácticas y si nos hace falta ayuda, cuento con colaboradores de lujo que están en muchas áreas, para darte el servicio más adecuado a tu necesidad.

No me gusta abusar del tiempo de  mis clientes, por ello cuando llegamos al primer acuerdo, sin excusas, te daré el tiempo de entrega de tu proyecto y me avalan mis clientes que trabajo sin descanso hasta obtener lo que me has solicitado con la calidad esperada.